La Plataforma de Crowdsourcing
y Freelancers más grande de España

KodeWorking se ocupa de que tu proyecto despegue. Conectando a los mejores profesionales
con las empresas. Sin descuidar el trato humano. Una plataforma con Vida propia

COMO CONTRATAR UN PROGRAMADOR WEB SIN CORRER RIESGOS INNECESARIOS

por Información, hace 5 meses

Hay que partir de la base de que las dos cuestiones que más suelen plantear las personas que se inician en esto de contratar a un programador web son, por una parte cuanto le va a costar el servicio y por otra parte cual será el plazo de entrega.

Existe la falsa percepción por parte de algunos usuarios que quieren contratar a un programador web, que cuanto más barato sea el trabajo y cuanto más rápido se entregue mucho mejor.

Si bien es cierto que las variables del precio y el tiempo pueden confluir de alguna manera sin ser siempre necesariamente malo (depende de que tipo de trabajos), estos no son los dos aspectos más importantes en los que se hay que detener a la hora de contratar un programador web.

 Pensar así es tener una perspectiva bastante reducida del asunto.

La contratación de un profesional que se encargue de tu proyecto no es un trámite, por ello es importante analizar en profundidad que es lo que se quiere y tomarse un tiempo para elegir a la persona más idónea.

Acaba con el síndrome lo quiero ahora lo quiero ya

Como he dicho los usuarios primerizos que quieren contratar a un programador para su página web o para su aplicación, caen en el error de dar demasiada importancia tanto al precio como al plazo de entrega, vamos a analizar con un poco mas de detenimiento estas variables.

El precio

Está claro que es muy importante comparar presupuestos pero hay que tener muy claros cuáles son tus criterios a la hora de hacer esas comparaciones.

La causa de esta afirmación es una palabra muy fea con 10 letras: INTRUSISMO.

Si alguna vez te has parado a comparar presupuestos y has ido un poco “ a lo loco” sin dar demasiada importancia a la fuente o a los sitios dondebuscas a las personas que se van a  encargar de  tu proyecto, habrás observado que existe una gran disparidad de precios.

La causa de esto es que hay verdaderos amateurs ofreciendo sus servicios como desarrolladores web, cuando en realidad no tienen ni la experiencia ni la capacidad para considerarse como tales.

Son personas que pueden tener ciertos conocimientos en la materia, pero hay que ser consciente de que utilizan esta actividad como una forma residual para generar ingresos, la realidad de estas personas es que como no pueden competir por calidad compiten por precio.

Por eso el precio no tiene que ser el elemento principal cuando vayas a contratar un programador web, debes tener claro que si contratas a amateurs el resultado final de tu aplicación o de tu página web será amateur.

Por lo tanto si quieres resultados profesionales, contacta con profesionales y no escatimes en precio.

Primera Conclusión: LO BARATO SALE CARO.

El plazo de entrega

Preguntas del cliente “primerizo”: “¿Cuándo tendré mi aplicación?”, “Lo necesito para ya es muy urgente” “¿En cuánto tiempo estará lista mi web?, no puedo esperar mucho.

No me entiendas mal conocer los plazos de entrega no es malo, más bien todo lo contrario, sin embargo elegir a un programador o desarrollador por la rapidez con la que te va a entregar el trabajo es un grave error.

No hay que dejarse dominar por el ansia, ¿qué es preferible recibir un trabajo chapucero entregado a toda velocidad o esperar un poco mas por un trabajo realizado de forma minuciosas y profesional?

La respuesta es obvia, la programación no es una actividad que pueda realizarse a toda prisa, hay una serie de procesos que requieren de mucha minuciosidad y de procesos de validación, por lo tanto debes desconfiar de quienes se ofrecen a realizarte un trabajo “a la velocidad de la luz”.

Segunda Conclusión: LAS PRISAS SON MALAS CONSEJERAS

¿Entonces qué debo hacer para contratar un programador web?

Como he dicho anteriormente lo primero es dejar de obsesionarte por el precio y por el tiempo, una vez lo hayas conseguido deberás fijarte en estas 3 variables:

Conocimientos:Lo primero que debes hacer es validar los conocimientos de la persona que vas a contratar, olvídate de “los piratas” y de los “amateurs” contacta con programadores web en plataformas donde se validan los conocimientos de las personas que ofrecen sus servicios.

Experiencia:Si a los conocimientos sumamos la experiencia, las posibilidades de recibir un buen trabajo, aumentan exponencialmente, en plataformas como Cero Ideas, vas a encontrar a profesionales con muchos proyectos en su haber, que ya han “pegado muchos tiros” en el sector.

Calidad:Si a los conocimientos le sumas la experiencia, solo algo bueno puede salir de ese coctail, repito no acudas a fuentes extrañas para contratar a tu programador web, contacta con estos profesionales en marketplaces y sitios web como Cero Ideas que trabajan con profesionales solventes y experimentados.

Photo by Annie Spratt on Unsplash