La Plataforma de Crowdsourcing
y Freelancers más grande de España

KodeWorking se ocupa de que tu proyecto despegue. Conectando a los mejores profesionales
con las empresas. Sin descuidar el trato humano. Una plataforma con Vida propia

Como saber si tienes talento para programar

por Información, hace 5 meses

Si bien todo el mundo puede aprender a programar, lo cierto es que no todas las personas tienen el potencial para convertir a esta actividad en una profesión o en una fuente regular de ingresos, saber escribir código no es lo mismo que desarrollar una carrera como programador.

Puedes tener aptitudes y potencial para ser un programador competente, no obstante si no realizas las acciones correctas, tu carrera puede estancarse o dejar de evolucionar, ser un buen programador no consiste solo en escribir código.

Para hacer de la programación tu profesión y tu principal fuente de ingresos debes tener una serie de talentos o actitudes, a continuación te voy a describir las características que todo buen programador debe tener:

Autonomía: Todo buen programador debe ser autónomo tanto a la hora de aprender como a la hora de trabajar, si no es así la actividad se convierte en algo poco dinámico y repetitivo, es importante tener pasión por el código que se escribe, para ello es muy importante auto-motivarse.

Si pretendes ser un programador profesional y por así decirlo tienes mentalidad de empleado y solo funcionas en base a lo que un jefe o un responsable de área te diga que tienes que hacer, siento decir que careces de verdadera “madera de programador”.

Lógica: Sin duda una de las razones por las que existe un buen número de programadores profesionales procedentes de las carreras de matemáticas y de ingeniería, es que estos perfiles de licenciados tienen un gran dominio de todo lo relacionado con la lógica.

Tener una mente lógica es un requisito imprescindible si se pretende ser un programador profesional, no obstante cabe decir que esta capacidad de razonamiento no es suficiente por si sola para ejercer de programador, debe ir acompañado por el hecho de trabajar de forma metódica y organizada.

Paciencia: Definitivamente si no eres una persona paciente, va a ser muy difícil que puedas llegar a convertirte en un buen programador, la razón de esta afirmación es que gran parte del trabajo de programador consiste en la corrección de errores.

Los fallos o los errores suelen corregirse en el denominado proceso de depuración, se considera a la depuración como “el corazón de la programación”, ya que gran parte de las recompensas que se obtiene en la programación tienen su origen en la corrección de errores.

Para la corrección de dichos errores, los programadores además de tener conocimientos y habilidades, deben ser también pacientes.

Si no tienes paciencia, la programación puede llegar a convertirse en una fuente constante de impotencia y frustración.

Creatividad: Si bien he dicho con anterioridad que tener una mente lógica es imprescindible para llegar a convertirse en un programador profesional, no es menos cierto que ser creativo es también una cualidad muy importante para el buen ejercicio de esta actividad tecnológica.

Los programadores más ortodoxos, piensan que la forma más correcta de programar está basada en la lógica pura y dura, estos programadores “hacen de menos” a todo lo relacionado con la creatividad.

Sin embargo considero que no hay una sola forma o una forma correcta de programar.

Hay muchas formas de escribir código, un buen programador debe estar dispuesto a experimentar, porque es una de las mejores formas de aprender, si siempre resuelves los problemas de la misma forma aunque te funcione, corres el riesgo de estancarte.

Constancia: El trabajo de programador implica pasarte una buena cantidad de horas sentado delante de tu computador, tanto si trabajas como freelance como si trabajas para una empresa en particular.

Este no es un trabajo de oficina con horarios preestablecidos, la actividad de programador está sujeta a muchos cambios e imprevistos, hay que leer mucho y estar al tanto de las novedades que se producen en el sector, esto en ocasiones significa pasarse más tiempo delante del ordenador de lo que uno tenía previsto en un principio.

Por tanto si quieres ejercer esta actividad de forma profesional, debes tener todo esto en cuenta y tener constancia y compromiso.

Realismo: Todos conocemos las historias de programadores que se han hecho supermillonarios escribiendo código como por ejemplo Mark Zukerberg el creador de Facebook.

Sin embargo si te vas a meter en esta industria para ganar “un montón de billetes”, estás dándole al asunto un enfoque equivocado.

Definitivamente si lo que quieres es hacerte rico con la programación, te aconsejo que busques otra forma de hacerlo, si tienes la motivación, la actitud y los conocimientos necesarios, puedes ganarte bien la vida como programador, no obstante tendrás que formarte y trabajar duro para conseguirlo.

 

Photo by Jacky Chiu on Unsplash